domingo, 1 de noviembre de 2009

TODOS LOS SANTOS... ¡TODOS!

Hoy es el día de todos los santos y mañana el de todos los fieles difuntos.
Un día para cada grupo de almas, un día para cada cual, porque.... ¿sabemos que NO son lo mismo, los difuntos que los santos?.
“Difuntos” son todos los fieles fallecidos, y “Santos” son todos aquellos fieles que también han fallecido pero que además van al cielo y están (algunos) en los altares..... ¡me lo expliquen!, porque yo me pregunto: ¿donde van los demás?
En una conversación de las que frecuentemente tengo con alguien que conozco bastante bien (al menos eso creo), me decía, refriéndose a este tema (que mas o menos era lo que yo decía), pero se expresaba de esta manera:

Pues si, amigo Vicente, como ambos sabemos hoy es el día de todos los santos, y mañana el de todos los fieles difuntos, ¿fieles a que?......porque yo me pregunto: ¿son fieles refiriéndose a fieles “cristianos”?, entonces ¿cuando es el día de los que no lo son?.
He estado hoy en el cementerio ¿campo santo? Con mi esposa y sin gana alguna a realizar la visita de rigor ante la tumba de nuestros seres queridos.
He visto allí tumbas que quizá contengan los rectos de algún santo (no creo que estén todos en las Iglesias), otros solo son fieles difuntos, pero me preguntaba: los que no son ni una cosa ni otra y también reposan allí ¿dónde están sus almas?
Habría que establecer un día en el calendario para estos seres humanos, para que independientemente del santoral, puedan su familiares celebrar su día, como se hace con el de la madre, del padre, del maestro, del cáncer, el de la mujer trabajadora, de la Cruz Roja y/o de la comunidad autonómica tal o cual, y tantos otros (algunos establecidos solo para no tener que ir a trabajar).


¡Ya estás con tus cosas! le decía yo mientras escuchaba sus comentarios, animándole no obstante, a seguir exponiendo sus razonamientos.


Pues como te decía, yo creo que sin querer queriendo, estamos haciendo distinciones, separaciones y catalogaciones que no nos deberán estar permitidas. Creo que estamos discriminando a una gran parte de seres humanos. Prejuzgando donde van, donde están y en que categoría se hallan después de su muerte. ¿Qué sabemos nosotros?


Hombre, nosotros no, sino que es la Iglesia la que hace esa distinción, le dije.

¿La iglesia?, es que ¿la iglesia es Dios? oye, ¿tu dices siempre que la iglesia somos todos?, pues entonces somos los hombres los que decimos donde va cada alma después de morir el cuerpo que la albergaba ¿no?, o ¿quieres decirme que la "Jerarquia" es la Iglesia?

No hombre no, eso lo dijo el mismo Jesucristo, Él hablaba de que los “justos” se sentarían a la derecha del Padre y los demás a la Izquierda.

¡Lo que me quedaba por oír: Derechas e izquierdas!, mira amigo mio, mañana o cualquier otro día hablamos de este tema, no vaya a ser que meta la pata, y con mis imprudentes razonamientos te haga perder la paciencia, o lo que es peor: que sea yo quien pierda tu amistad.

No te preocupes, nos conocemos desde siempre y comprendo tus dudas e inquietudes, y es por eso que me gusta oírte, pero si es tu deseo posponer esta conversación, lo hacemos, pero ten en cuenta que seguiremos, siempre saco algo positivo de nuestras conversaciones.

Continuará...


votar

4 comentarios:

Perikiyo dijo...

¡Uy, uy, uy...! Esas conversaciones son peligrosas, pues pueden acarrear funestas consecuencias. Una fuerte discusión, la pérdida de un amigo, o, cuando menos, un fuerte dolor de cabeza.
Aunque, pensándolo mejor, no hay que preocuparse demasiado por esa conversación. Al fin y al cabo, de aquí a unos pocos años, será el día de Halloween. Anoche ya vinieron niños llamando a mi puerta, diciendome eso de "truco o trato" que sale en las películas americanas.

Saludos.

Uvejota dijo...

Precisamente por eso me preocupo, porque no hay que esperar unos años, ¡ya tenemos aqui el dichoso Halloween!
Gracias por seguir mi bloc "tan de cerca" (No me ha dado tiempo ni a repasar la conversación, jejeje...)
Cordiales saludos
v.j.

Manuel Ruiz dijo...

Lo que te digo vicente, emulando a un comentario que muchas veces me has hecho...: "un día te vas a morir de una duda que se te atraviese"


Un abrazo.

Uvejota dijo...

Amigo Manolo, no es que tenga duda sobre el tema en cuestión, sino que pretendo sembrarla en mis lectores, jejeje…
Por cierto, no me matará una duda atravesada, sino: “infectada” (sentencia de mi confesor, hace años).
Gracias por seguir mi blog y sobre todo por tus comentarios.
Un abrazo
v.j.