viernes, 21 de octubre de 2011

NACIMIENTO


Un gran acontecimiento en la vida de "uvejota" ha supuesto el nacimiento de su tercer nieto. Un acontecimiento tan grande como lo fueron los dos nacimientos anteriores.

ROBERTO, como se le va a llamar, es un niño sano, y guapo como él solo, -pasión de abuelo- jejeje…Pesó al nacer 4.530 gramos, o sea: más de “cuatro kilos y medio”

Una chica trabajadora de la residencia, mientras la acompañaba a la habitación, le dijo a mi hija: “Todos los niños vienen con un pan debajo del brazo, pero…  ¡¡éste se lo ha comido por el camino!!”

Un parto bueno y feliz, aunque con los consiguientes dolores, soportados por la valentía de la madre, que ha demostrado –tambien en este trance- su entereza.

La satisfacción, la alegría, el gozo y la felicidad que producen estos hechos en la vida de cualquier persona, se ven acrecentados en mí, por tan esperados y deseados, ya que el nacimiento de este nuevo nieto fruto del amor de mi segunda hija y su esposo, me parecía que se estaba demorando, jejeje…

De mi hija mayor ya tengo dos, a cual más importante en la vida de sus abuelos. Mi mujer y yo no encontramos palabras para describir los sentimientos que nos producen la existencia de nuestros nietos y el convivir diario con ellos. Solo quienes los tienen, pueden comprender este sentimiento que,  –aunque similar al de la paternidad- difiere esencialmente por la edad en que son recibidos.

Este, además de ello, me ha cogido en mi recién estrenada jubilación. Me quedan algunos asuntos que resolver todavía de mi vida laboral, pero ahora dispongo de todo el tiempo del mundo y deseo dedicarlo en un alto porcentaje, a mis nietos.

Me siento feliz y optimista mientras escribo esta noticia porque acontecen en estos días algunos hechos mencionables por su alto nivel de esperanza en un mundo mejor, que desea conseguir la paz y la salida a la crisis que nos impide ser felices del todo.

ETA anuncia el alto al fuego, con lo que se acaban casi cinco décadas de sufrimiento. ¡Ojalá sea “autentico” y “último” este comunicado!
Parece que habrá justica para el caso de Marta del castillo.
Con la muerte de Gadafi, el mundo prescinde de otro dictador.
Esta tarde se entregan los premios “Príncipe de Asturias”

Sin embargo, hay hechos que enturbian esta felicidad, como es el caso de los niños desaparecidos de Córdoba, y que sería monstruoso demostrar la culpabilidad de su propio padre.

También he leído que la niña china que fue atropellada por una furgoneta, dos veces, vuelta a ser atropellada por otro vehículo, y la indiferencia de los que presenciaban el hecho y de los que la veían tirada en el suelo, haya muerto.

Pero el mundo es así. Así lo hacemos los humanos en el ejercicio de nuestra libertad –como dice un buen amigo mío- Ante todo esto y con tanta literatura derrotista –como digo yo- deberíamos ver siempre el lado positivo de las cosas, tengamos esperanza en un mundo mejor, confiemos en la solución de todos los males, porque con ver la botella medio vacía nada conseguimos, sino que el bien vendrá en cuanto tengamos confianza y comprendamos que la botella está medio llena.

Deseo que esta bendición que hoy recae sobre mi familia, sea un granito de arena en la montaña de bendiciones al mundo entero y espero que podamos –porque tenemos la obligación- presentar a nuestras futuras generaciones una vida mejor, mas digna y con toda clase de oportunidades a estos nuevos seres que tendrán que heredar nuestro legado tomando el testigo que hemos de entregarles.

6 comentarios:

Antonio Barrionuevo dijo...

Vicente ¡Qué sea en hora buena!
Un abrazo.

PD: ¿Es del Borriquillo?

Uvejota dijo...

¡Muchas Gracias Antonio!
P.D. No, aún no lo es, las nuevas generaciones no piensan como nosotros, es una decisión que uvejota no suele tomar, jejeje...

Perikiyo dijo...

¡Enhorabuena!
Desde luego, entre tanta crisis, desastres, guerras y hambrunas, es difícil verle el lado bueno a la vida, pero acontecimientos como el fin de la lucha armada de ETA y, por supuesto, el nacimiento de Roberto, ayudan a afrontar el día a día con la esperanza de que esto puede mejorar, y mucho.
Mis mejores deseos para este recién llegado a la vida, que, dicho sea de paso, es un niño precioso.

Un abrazo.

Uvejota dijo...

Te agradeceré eternamente tus comentarios en mi blog; y este en particular por hacerlo en una de mis más entrañables entradas.
Soy pesimista por naturaleza, pero si no intentamos autoconvencernos de que el mundo puede cambiar, iremos irremisiblemente al caos. Por todo ello, deseo que nuestros granitos de arena comunicativos, vayan por esa linea.
Un abrazo

Fernando Gámez. dijo...

Aunque brevemente, ya a través de facebook te he adelantado nuestra enhorabuena.
Pero la noticia merece un comentario más extenso. Ya estamos igualados en otra cosa más: ¡Somos triabuelos! ¡¡Enhorabuena, Felicidades,Amor, Paciencia y muchas dosis de Ejemplo, si Dios os da Vida, para EDUCARLOS, que es otra forma de parirlos y quererlos!!
Transmite a Rosa y Vitor, Juani, Mariela y Antonio y como no al "tito" Francisco Jesús nuestra alegria y felicitación. A sus otros parientes también.
La alegría de traer un nuevo ser al mundo, colaborando con la inconclusa Creación que Dios en un momento dado comenzó, no tiene parangón con nada en la vida. ¡Que maravilla ir prolongándonos en los hijos, nietos,..!
Pues nada a disfrutar del momento y que este se prolongue por mucho tiempo.
Un abrazo fuerte a todos de esta Familia Gámez-Rodríguez que os quiere.

Uvejota dijo...

Gracias de nuevo, amigo.
Cargadas de verdad y sabiduría están tu palabras.
Haremos llegar al resto de la familia tus deseos.
Igualados en cantidad, si que estamos, pero yo tengo mas nietos que tu: tres (voy a ver si consigo un equipo de futbito),tu solo tienes un nieto, las demás son nietas, jejeje...
Fernando, un fuerte abrazo.